La sierra es un escenario de sociedades productoras

Fidel Torres es el coordinador del Instituto de Montaña y es un investigador concentrado en la sierra piurana, Perú. Lleva muchos años trabajando con las comunidades andinas que viven alrededor de los páramos piuranos y los bosques de neblina. El pasado mes de diciembre recibió un reconocimiento en la COP20 por su investigación sobre la economía verde que impulsa desde la tierra piurana. Torres está seguro que Piura tiene un potencial económico enorme por su biodiversidad.

¿Cómo es su trabajo en el Instituto de Montaña?

En el Instituto de Montaña trabajo desde el 2013 en un proyecto que se llama "Comunidades de los Páramos", que tiene el propósito de desarrollar las competencias de la sociedades agrarias que se encuentran en el entorno de los páramos y de los bosques de neblina de la sierra piurana. Trabajamos con los líderes para sacar adelante estrategias de innovación, políticas ambientales y agrarias que permitan la conservación del ecosistema.

¿Qué investiga?

Yo investigo en la sierra de Piura hace más de 20 años sobre semillas de papa, hemos desarrollando el rol de la biodiversidad, pero especialmente el papel que juegan las sociedades agrarias de la sierra piurana en su aporte al manejo de los ecosistemas. Ellos nos orientan en la investigación cientifica.

¿Cuál es su enfoque a partir del estudio de los páramos?

Nos enfocamos en las especies silvestres útiles con potencial económico que conocen las comunidades andinas de Piura.

¿Cómo es el trabajo con las comunidades andinas?

Los hombres y mujeres de las comunidades andinas en Piura tienen mucho por enseñar en la ciencia de la investigación. La lección aprendida es que las sociedades rurales tienen un conocimiento fundamental para orientar la investigación en hidrología, biodiversidad e innovaciones tecnológicas. El conocimiento de estas personas es básico y orientador para desarrollar investigaciones.

¿Por qué cuidar los páramos?

Los páramos y bosques de neblina son el ecosistema donde se reciben las precipitaciones, por su cobertura vegetal, el agua es retenida, filtrada y distribuida en los valles de la costa. La sierra no es solo un paisaje de cerros, es un escenario de sociedades productivas. Dependiendo de esos ecosistemas se seguirá abasteciendo de alimentos a la ciudad. Las sociedades productoras andinas generan el alimento que llega a los mercados. Ellos son la base de la gastronomía peruana.

¿Cuál fue el reconocimiento que recibió en la COP20?

Presentamos una ficha de postulación, enviamos un resumen de la investigación hecha por un artículo científico. Todo se basó en vincular la biodiversidad con la economía, todo el proceso involucró a las comunidades porque ellas ofrecen el conocimiento.

¿Y la economía verde?

Es la oportunidad que tiene el Perú y en particular Piura. Las sociedades andinas conocen qué especies hay para la medicina, cosmética, sabores, aromas, eso conecta con la economía verde.

(DIARIO EL TIEMPO, 11/01/2015)

Tags: 
Fidel TorresInstituto de MontañaPerúPiuradesarrollo productivo.sierra piurana
Bases de datos sobre conservación

Portal CES newsletter

Infórmate de las últimas noticias

Suscribirse a Portal CES newsletter feed