Nuevo paradigma: comunidades protagonistas de la gestión y conservación de los páramos"

La mayoría de las intervenciones tradicionales de los proyectos en los páramos del Ecuador, especialmente aquellos conducidos por instituciones públicas, si bien han cumplido con el propósito incrementar la inversión en zonas rurales y transferir tecnología a los agricultores locales, generalmente han adolecido de procesos de planificación participativa, por lo que el paisaje andino del Ecuador, está lleno de buenos ejemplos de lo que no debía hacerse en este ecosistema. Se aprecian por ejemplo extensos monocultivos en laderas, grandes extensiones de bosques exóticos, viviendas con diseños y materiales inadecuados, caminos y canales de agua que han desecado lagunas y páramos, entre otros.

Las justificaciones que vienen a mi mente son múltiples como por ejemplo: eran otros tiempos, seguramente se hicieron con buena intención, había mayor énfasis en el desarrollo, fueron fruto de la moda, la modernidad o fueron motivadas por presiones político-económicas de los respectivos ministerios o por desconocimiento de los impactos que ocasionarían. En todo caso, hay dos razones que van con todas las demás, seguramente las comunidades no fueron debidamente informadas, ni fueron protagonistas de estas obras. Es que la experiencia me ha enseñado que cuando se cuenta con la adecuada información, las alternativas a seguir son evidentes y cuando esta información es transferida de manera clara y entendible a los actores locales, ellos coinciden frecuentemente con lo recomendado.

Por otro lado, se debe considerar que al haber sido ancestralmente la mayoría de los habitantes de los páramos en Ecuador usuarios y transeúntes del ecosistema, más no habitantes, lo conocían y estaban familiarizados con él, pero no lo dominaban. Sumado a esto está el hecho de que muchos de los recuerdos de prácticas ancestrales de dos o tres generaciones anteriores a las actuales; son recuerdos de prácticas de manejo no sustentables aplicadas en las haciendas en las que trabajaban o de las que eran parte, las cuales se orientaban principalmente a la producción de cereales y lana de oveja como materia prima de los obrajes de la época colonial.

Todo lo anterior pone en evidencia que no toda práctica ancestral es necesariamente sustentable por lo que su aplicación debe estar sujeta a análisis y verificación en el contexto local y actual, en particular cuando se trata de emplearlas como medidas de adaptación al cambio climático, pues es preciso considerar que tan bien actúa cada una bajo las condiciones climáticas presentes.

En síntesis, las intervenciones en los ecosistemas naturales, en particular en el páramo requieren un adecuado manejo de información para considerar todos los elementos importantes de análisis y la misma debe ser transferida de manera clara y comprensible a las comunidades y complementada con el saber local a fin de crear un aprendizaje integral, el cual debe ser organizado, estructurado y devuelto a los habitantes a fin de que sea asimilado como un verdadero conocimiento. Las comunidades así capacitadas y partícipes del proceso de construcción de aprendizaje, no sólo están en condiciones de entender las intervenciones sino de decidir y ser protagonistas de las mismas.

 

Proyecto regional "Comunidades de los páramos". Existen conocimientos y buenas prácticas de las comunidades del páramo que hacen posible la provisión del agua y la vida en la región. ¡Apóyalas!

Más información: www.portalces.org/páramos o Marcos[email protected]

Tags: 
Ecuadorwww.portalces.org/páramos
Bases de datos sobre conservación

Portal CES newsletter

Infórmate de las últimas noticias

Suscribirse a Portal CES newsletter feed